Al continuar utilizando el sitio, usted acepta nuestra política de privacidad y cookies.

Aceptar

Industria de la automoción: los escáneres 3D entran a formar parte del control de calidad

Cómo pueden ayudar las soluciones de metrología óptica a las CMM y métodos de medición tradicionales para resolver problemas de calidad y suministrar piezas de calidad aprobadas de manera rápida y eficiente

Los productos que se construyen en la industria de la automoción están hechos con cientos de componentes manufacturados por distintos proveedores situados en distintos lugares y que usan procesos de fabricación diferentes. Una vez ensamblados, todos los componentes deben encajar y alinearse correctamente para conseguir productos viables sin defectos que pudieran afectar a su rendimiento y eficiencia.

Por ejemplo, si el control de calidad informa de espacios irregulares entre una puerta y la carrocería de un vehículo, la producción se detiene y se llama a los responsables de garantía de calidad para que realicen una inspección. No solo han de identificar la causa raíz y arreglar los problemas de calidad de manera precisa, sino que además deben hacer su diagnóstico de manera rápida, ya que la producción está en espera. Además, estas inspecciones pueden realizarse en miles de piezas y productos, todos con distintos tamaños, acabados de superficies, niveles de complejidad y geometrías.

Control de calidad (CC)

Los procesos de control y garantía de calidad deben seguir el ritmo a la capacidad de producción para que esta no se ralentice (al inspeccionar las muestras) y se limiten las interrupciones (al buscar los problemas en la línea y arreglarlos de manera rápida). El CC es esencial para identificar cualquier error que pudiera comprometer pasos posteriores de la línea de producción. En una producción de gran volumen, las piezas de muestreo se incluyen en la cola de las máquinas de medición de coordenadas (CMM) para su inspección.

Las CMM son muy precisas pero tardan tiempo en operar y deben ser manipuladas por empleados formados y experimentados. Dado que estos equipos de metrología son de difícil acceso y suelen estar sobrecargados con todo tipo de pruebas y controles, los cuellos de botella son comunes y suelen producir problemas de productividad, aunque las piezas inspeccionadas cumplan con los requisitos. Resumiendo, la producción espera a la validación de las piezas que, a su vez, esperan a que la CMM esté disponible.

With 14 blue laser crosses Creaforms HandySCAN 3D can perform highly accurate measurements

 

Los escáneres 3D portátiles – Una solución alternativa a las CMM y métodos de medición tradicionales

Para asegurar la calidad de los productos y mejorar los diagnósticos, la industria de la automoción necesita soluciones de medición alternativas que puedan ofrecer a los profesionales de la calidad: precisión, velocidad, portabilidad, versatilidad y simplicidad.

Las tecnologías de medición en 3D, como los escáneres Creaform 3D capaces de realizar mediciones con precisiones de hasta el 0,025 mm, son la solución para los profesionales de la calidad de la industria de la automoción que quieran resolver problemas de calidad y suministrar piezas de calidad aprobadas de manera rápida y eficiente.

Al añadir un escáner 3D de grado de metrología a las soluciones de medición existentes, las inspecciones delicadas de características con altas tolerancias se pueden asignar estrictamente a las máquinas de medición de coordenadas u otros métodos de medición tradicionales y dirigir el resto de controles a los escáneres 3D. Esta acción no solo asegura la calidad de los productos en la cadena de suministro sino que además mejora los diagnósticos sobre los problemas de calidad comunicados y acelera las FAI en un contexto de recursos limitados y estrictos requisitos.

TÜV AUSTRIA AUTOMOTIVE GMBH está usando, por ejemplo, el escáner HandySCAN 3D junto con el software VXelements y Geomagic Design X para las tareas de medición más diversas, principalmente en el taller. Además de medir la distancia circunferencial en los arcos de las ruedas con bloqueo completo, el escáner 3D también se usa para medir las llantas de las ruedas, cubresuelos, maleteros, sensores RDKS, compartimentos de motores y desviaciones en los componentes de sustitución. En el futuro, el escáner 3D también se usará para evaluar los daños provocados por el granizo en piezas de la carrocería.

 

La compra del HandySCAN 3D se ha amortizado sola en muy poco tiempo. Antes, dos empleados tenían que operar el sistema de medición, mientras que ahora solo hace falta un operario para el escáner 3D. Los riesgos, que son claros en el análisis FMEA, se pueden reducirse considerablemente usando el escáner 3D. Además, se puede hacer un claro seguimiento de los datos y verificarlos mejor, lo que significa que la mayoría de los costes de errores directos e indirectos se evitarán en el futuro.

Autor: Guillaume Bull, responsable de productos

Artículo escrito por Creaform

Comentarios sobre este artículo