Al continuar utilizando el sitio, usted acepta nuestra política de privacidad y cookies.

Aceptar

Cómo pueden los fabricantes de piezas automotrices mejorar la productividad y realizar más inspecciones con mayor rapidez y con más información

Desafíos: Desde el estampado de metal laminado hasta el montaje final, ¿cuál es la mejor manera de obtener el ajuste perfecto?

En la industria automotriz, las piezas que forman todo el cuerpo del carro se elaboran mediante estampado de metal laminado. Estas piezas, que se fabrican por separado y se troquelan en varis etapas, se sueldan entre sí para formar el montaje final. ¿Cómo pueden los fabricantes asegurarse de que las piezas automotrices que se producen por separado encajen entre sí para formar el cuerpo final del carro?
 

Línea de producción automotriz: producción de metal laminado   Metal laminado acumulándose al final de la línea de producción

 

Desde las operaciones de estampado sencillas hasta las complejas, ¿cómo se puede garantizar la calidad de las piezas?

Dependiendo de la complejidad de la pieza automotriz, el proceso de estampado se puede realizar en una operación de una sola etapa (p. ej., cada golpe de la prensa de estampado produce la forma deseada en la pieza de metal laminado), o bien, en una serie de etapas llevadas a cabo a alta velocidad.

Sabiendo que durante el estampado pueden presentarse distintos eventos difíciles de predecir tales como la recuperación elástica, ¿cómo pueden los fabricantes garantizar que las piezas creadas mediante estampado y producidas con una tasa de producción de alta velocidad se puedan ensamblar adecuadamente al final del proceso de fabricación?

Entre la inspección de las primeras y las últimas piezas producidas, ¿cómo se puede mejorar la productividad?

En general, el control de calidad se garantiza con inspecciones realizadas en las primeras piezas producidas durante un turno (inspecciones de primeras piezas) y en las últimas piezas producidas durante el mismo turno (inspecciones de últimas piezas). Todas estas inspecciones representan un gran número de piezas a inspeccionar.

Para ser completamente productivo, el sector automotor tendría que medir todas estas piezas. El problema es que realizar todas estas inspecciones en una máquina de medición de coordenadas (CMM) —un instrumento tradicional de metrología cuya programación se toma mucho tiempo y es lento de operar—, no es eficiente.

Por lo tanto, la pregunta es ¿cómo se pueden mejorar la productividad y el control de calidad para que se puedan medir más piezas a fin de aumentar la producción (es decir, el número de piezas que se pueden enviar para su montaje final)?

Desde los programas de inspección cortos hasta los programas de inspección largos, ¿cómo se puede ganar flexibilidad?

Existen varias formas de inspeccionar las piezas automotrices producidas mediante estampado. Las inspecciones se pueden realizar con un accesorio de verificación en el que se posicionan las piezas para observar el recorte y comprobar la presencia y el diámetro de los agujeros. Sin embargo, la plantilla no ofrece ninguna información sobre la forma general de la pieza no la posición de los agujeros.

Para superar esta falta de información, los operadores de CMM deben realizar un programa de inspección largo (midiendo todas las entidades) o un programa de inspección corto, midiendo únicamente los elementos críticos con tolerancias estrechas que han mostrado desviaciones recientemente.

¿Cómo aborda el equipo de metrología todos estos programas de inspección (largos y cortos) sabiendo que, si se detecta un problema de calidad, se emitirá una serie de alertas y las investigaciones para encontrar la causa del problema se convertirán en una prioridad?

Durante estas investigaciones, no se dedica tiempo a las inspecciones de las primeras y últimas piezas, que se acumulan. ¿Es posible ganar productividad y tener más flexibilidad a fin de mitigar estos períodos de emergencia, de manera que no se descuide el plan de inspección normal que los clientes requieren?

Soluciones: Tecnología de escaneado 3D portátil

La automatización es la solución para mejorar la productividad y alinear el control de calidad con el ritmo de producción del sector automotor. Para lograrlo, la solución preferida es una célula robótica como CUBE-R™ para llevar a cabo el control de calidad automatizado.

Sin embargo, la transición desde la realización de inspecciones de primeras y últimas piezas en la CMM hasta la obtención de una célula robótica de control de calidad automatizado se puede realizar de manera fluida. El primer paso puede ser optar por una solución para realizar inspecciones directamente en el taller de trabajo. Elegir una tecnología de escaneado 3D, en lugar de una tecnología de sondeo, permitirá obtener más información con mayor rapidez. Los escáneres 3D portátiles como el HandySCAN 3D™ o el MetraSCAN 3D™ son buenos ejemplos de estas soluciones fáciles de usar.

Beneficios: Con portabilidad, velocidad, eficiencia y precisión, el sector automotor mejora la productividad

Optar por una tecnología de escaneado 3D portátil permite realizar inspecciones más rápidas y obtener más información sobre la superficie completa de la pieza automotriz. El tiempo ahorrado se puede emplear para:

  • Tener más holgura cuando asuntos urgentes interrumpen las inspecciones: Puesto que los escáneres 3D son herramientas de medición rápidas, contribuyen a reducir el tiempo de inspección, liberando de esta manera tiempo valioso empleado en las CMM que se puede usar para investigaciones cuando se detectan problemas de calidad.
  • Permitir que se inspeccionen más piezas durante las inspecciones de primeras y últimas piezas: Puesto que los escáneres 3D son equipos de medición eficientes, hacen posible inspeccionar más piezas con más datos sin necesidad de tratar las superficies, lo que les ofrece a los fabricantes automotores la información necesaria para las inspecciones de las primeras y últimas piezas.
  • Realizar más programas largos: Puesto que los escáneres 3D son instrumentos de metrología precisos y portátiles, pueden medir toda la superficie de manera precisa sin tener que mover las piezas, ya que la herramienta portátil es la que se desplaza hacia ellos. Este ahorro de tiempo les permite a los operadores realizar más programas de inspección largos.
  • Llevar a cabo más acciones de garantía de calidad y de mantenimiento preventivo: Puesto que los escáneres 3D mejoran la productividad del sector automotor, los fabricantes de piezas pueden inspeccionas más dimensiones y más piezas, liberando recursos humanos para analizar los datos obtenidos a fin de llevar a cabo más acciones de garantía de calidad, tomar acciones preventivas y evitar problemas de calidad.

 

En resumen, gracias a su portabilidad, velocidad, eficiencia y precisión, la tecnología de escaneado 3D portátil puede aumentar la productividad.

A largo plazo, se podrá disponer de un sistema en la línea de producción para medir el 100% de las piezas. Mientras tanto, es provechoso poder usar una tecnología que ofrezca la capacidad de prever los problemas y, sobre todo, eliminar las emergencias.

Aplicaciones similares

Inspección para el maquinado de mejores fundidos y forjados

El sector de la fabricación enfrenta muchos desafíos en el maquinado de fundidos y forjados en bruto.

Construcción y pruebas de motocicletas deportivas de ciudad y carretera de alto rendimiento

Construir motocicletas de alto rendimiento requiere de piezas probadas en carreras y controladas por tecnologías de vanguardia que les permiten a los pilotos disfrutar de una experiencia emocionante.

¿Necesita más información sobre nuestras soluciones?

Usted tiene una pregunta específica. Necesita asesoría de un especialista. Estamos aquí para orientarlo.