Al continuar utilizando el sitio, usted acepta nuestra política de privacidad y cookies.

Aceptar

3 aspectos que hay que tener en cuenta al comprar soluciones de metrología para inspeccionar piezas grandes

Transporte de una enorme hélice en un camión largo tras la inspección de control de calidad

Muchos fabricantes de la industria aeroespacial, del transporte y de la generación de energía, como el fabricante austriaco ANDRITZ, necesitan realizar inspecciones de control de calidad en piezas grandes que pueden medir entre 2 y 10 metros, e incluso más.

Desafortunadamente, las tecnologías convencionales, como las tradicionales máquinas de medición de coordenadas (CMM), los rastreadores láser y los brazos de medición, resultan poco adecuados para inspeccionar piezas de gran tamaño.

Estas limitaciones están allanando el camino a la nueva generación de escáneres 3D portátiles (HandySCAN 3D) y CMM ópticas (MaxSHOT 3D), que ofrecen muchas ventajas sobre sus predecesores. Ambos pueden ser utilizados por operarios de cualquier nivel de habilidad directamente en la planta de producción, a la vez que generan datos de escaneado muy precisos y fiables a velocidades impresionantes.

Cada vez más fabricantes optan por estas nuevas tecnologías con el fin de elevar y acelerar su control de calidad para proyectos a gran escala.

MaxSHOT 3D, sistema de medición óptica de coordenadas, inspección de piezas de metal detalladas a gran escala

Si está buscando una nueva solución de metrología para realizar mediciones 3D en piezas grandes, estos son algunos factores a considerar.

  1. La complejidad y los plazos de sus flujos de trabajo de control de calidad
    Dependiendo de lo complejas y urgentes que sean sus inspecciones, es importante encontrar un sistema de medición 3D que pueda generar resultados precisos y repetibles rápidamente.A menudo, con las herramientas tradicionales, hay muchos cambios del laboratorio de metrología, como con las CMM, configuraciones y alineaciones fijas complicadas, como es el caso de los brazos articulados. En ambos casos, se pierde mucho tiempo configurando los dispositivos para que funcionen, lo que puede alargar los tiempos del ciclo de inspección.
  2. La ubicación de sus inspecciones
    Inspeccionar piezas grandes con una CMM en un laboratorio de metrología es intrínsecamente difícil, complicado y, a menudo, tienen un costo alto. ¡Muchas piezas son demasiado grandes para moverlas al laboratorio! Algunos fabricantes se ven obligados a realizar inversiones de capital en una CMM altamente personalizada para piezas grandes. El simple hecho de transportar piezas grandes al laboratorio para su inspección puede resultar caro e ineficaz.

Si su objetivo es inspeccionar sus piezas directamente en el área de producción, tenga en cuenta que algunas tecnologías, como los brazos articulados y los rastreadores láser, no pueden soportar los entornos de fabricación difíciles. La precisión, fiabilidad y repetibilidad de las mediciones 3D se sacrifican sustancialmente porque este tipo de equipos son muy sensibles a las inestabilidades ambientales, las variaciones térmicas y a las vibraciones que a menudo ocurren dentro y alrededor de una línea de producción operativa.

  1. El tamaño y la complejidad de las piezas que inspecciona
    Si sus equipos de control de calidad rara vez miden piezas grandes y complejas o si las piezas no son significativamente grandes, los dispositivos de metrología tradicionales pueden ajustarse a sus necesidades.

Sin embargo, considere cuidadosamente el volumen y el tipo de inspecciones que su equipo de control de calidad puede realizar cada año. Luego, haga los cálculos. ¿Cuánto tiempo les lleva a los operadores configurar los sistemas, transportar piezas hacia y desde su entorno de producción y adquirir mediciones 3D? ¿Necesita invertir en otros equipos solo para su manipulación? ¿Su empresa fabrica componentes con geometrías altamente sofisticadas o superficies reflectantes que pueden dificultar su velocidad de inspección? Es posible que se sorprenda de cuánto incrementan las ineficiencias y los costos asociados.

Una vez que haya evaluado cuidadosamente sus necesidades, es posible que le interese aprender más sobre cómo los escáneres 3D y las CMM ópticas pueden abordar cualquier desafío de inspección de piezas grandes.

Eso es precisamente lo que hizo ANDRITZ HYDRO. Con más de 280 centros de producción en todo el mundo, ANDRITZ es uno de los principales proveedores mundiales de instalaciones, equipos y servicios para centrales hidroeléctricas, para el sector de la pulpa y del papel, lo sectores de metalurgia y acero, para la separación de sólidos/líquidos municipales e industriales, y para la alimentación animal y granulación de biomasa.

ANDRITZ HYDRO había utilizado durante mucho tiempo rastreadores láseres y brazos de medición para adquirir medidas dimensionales en una amplia gama de piezas grandes. El equipo de control de calidad buscaba soluciones nuevas y más flexibles para realizar mediciones en las plantas de producción.

¿Quiere saber más sobre cómo este fabricante de vanguardia hizo la transición al escaneado 3D y a la fotogrametría?

OBTENGA EL ESTUDIO DE CASO HOY MISMO!

 

Artículo escrito por Creaform

Comentarios sobre este artículo